Equipo interdisciplinar y coordinado

Nuestro mayor activo es el capital social de un equipo consolidado

Somos un equipo de 25 profesionales que trabajamos de forma coordinada e interdisciplinar, adoptando una perspectiva de derechos humanos, intercultural y de género. Procedemos de distintos ámbitos, para ofrecer un apoyo especializado a cada superviviente como abogadas, psicólogas, trabajadoras sociales, educadoras sociales, administración y gestión, etc.

 

Contamos con un equipo estable de 25 personas voluntarias con un alto compromiso social que se integran en el Proyecto a través de una fase de acogida y acompañamiento, además de participar en las acciones formativas. Su aportación es muy valiosa para el resto del equipo y de las mujeres que atendemos.

Desde 1998, tenemos convenios de colaboración con distintas universidades que proporcionan personal en prácticas, como la Universidad de Comillas, La Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Autónoma de Madrid, y la UNED. 

%

contratos indefinidos

%

de las personas del equipo tienen un nivel de satisfacción de 7 o superior

%

del personal lleva más de 3 años en plantilla

Mecanismos de supervisión de los equipos

Ofrecemos procesos que mejoren continuamente la intervención y el cuidado de las profesionales en beneficio del bienestar del equipo y en la mejora de su praxis. Prevenimos y reducimos así posibles trastornos como el Síndrome de Tensión y Agotamiento Profesional o Burnout; Desorden de Estrés Traumático Secundario (DETS) o desgaste por compasión-empatía.

Convenios de colaboración en prácticas con Universidades

Buenas prácticas en recursos humanos de conciliación familiar e igualdad.

El proyecto desarrolla políticas de Recursos Humanos orientadas hacia la conciliación familiar. Esto se traduce en flexibilidad horaria, flexibilidad en la organización de vacaciones y horario de verano entre otras claves prácticas.

Equipo de dirección y coordinación de Proyecto Esperanza

Iris Rodríguez

Iris Rodríguez

Directora de Proyecto ESPERANZA

Marta González

Marta González

Coordinadora del Área de Sensibilización

Carmen Bruñó

Carmen Bruñó

Coordinadora del Área de Intervención Directa

Antonio Rivas

Antonio Rivas

Coordinador del Área de Gestión

Iris Rodríguez. Directora de Proyecto ESPERANZA

La defensa de los Derechos Humanos y la búsqueda de la justicia social han sido principios que han estado presentes en mi vida desde muy temprano. Trabajar en Proyecto Esperanza desde sus inicios me ha dado la oportunidad de entrar en contacto e incidir en una de las realidades más duras que existe en nuestra sociedad. Una realidad que está permanentemente presente pero que nos es difícil ver abiertamente por su complejidad y crudeza extrema, que viola los derechos humanos más fundamentales de la persona.

Marta González. Coordinadora de Sensibilización de Proyecto ESPERANZA

Para mí trabajar en Proyecto Esperanza es un regalo, siento que crezco y aprendo en el encuentro con cada una de las mujeres. Construir una relación de confianza con ellas y ser testigo de su coraje y de su capacidad de recuperación es la parte más bonita del trabajo. También me motiva mucho poder aportar y contribuir, a nivel internacional y nacional, para ir transformando la realidad y dando pasos hacia la Justicia para las víctimas y las supervivientes. Sus derechos, sus necesidades y su bienestar tienen que estar en el centro de la lucha contra la trata.

Carmen Bruñó. Coordinadora de Proyecto ESPERANZA Adoratrices

Formar parte del Proyecto ESPERANZA, que se enfrenta día a día a una de las caras más invisibles de la realidad, es a la vez un permanente desafío emocional y una oportunidad única para comprometerme con la transformación de la sociedad en la que vivo. A través del coraje de tantas mujeres resilientes y con un equipo profesional y comprometido con el que comparto el día a día, es donde siento que crezco como profesional y persona.

Antonio Rivas González. Coordinador de Gestión de Proyecto ESPERANZA.

El proyecto es para mí un espacio de compromiso que da sentido a mi labor profesional. En estos 20 años de trabajo he participado desde distintas perspectivas, como abogado primero, formulando proyectos después, coordinando el Area de Gestión en este momento… y siento que tanto el proyecto como mi propio desarrollo profesional han ido creciendo de una forma sinégica. Siento que el equipo es un espacio de complicidad para la transformación del mundo que queremos.

Sistematizar y compartir la experiencia nos enriquece y abre nuevos horizontes

Comenzamos nuestro trabajo con entusiasmo y decisión, pero en muchos aspectos “caminando a tientas” y en soledad, ya que no había referentes de organizaciones que estuvieran dedicadas al apoyo integral a víctimas de trata con fines de explotación en España.

Esto nos llevó a buscar apoyos fuera y a aprender de la experiencia obtenida por organizaciones de otros países, que habían comenzado este camino antes que nosotros/as, e hizo que valoráramos desde el inicio la importancia de sistematizar el trabajo y que asumiéramos el compromiso de compartirlo con otros/as.

Reflexiones de Proyecto ESPERANZA en torno a la Evaluación de Impacto

Dona y apoya
Proyecto Esperanza

En estos 22 años Proyecto ESPERANZA ha contribuido a la visibilización y denuncia del fenómeno de Trata en España a través de su trabajo en red y el trabajo de intervención directa con la mujer desde un enfoque de DD.HH, Perspectiva de Género e Interculturalidad.

WordPress Lightbox Plugin