Posicionamiento de Adoratrices

Código de conducta

Protocolo de actuación

Cartelería en español, inglés, francés.

Cartel sobre Tipos de violencias en español, inglés, francés.

Sistema de protección interno

Espacios, actividades y relaciones seguras para promover un entorno protector, de buen trato y cuidado mutuo.

Bajo el marco del sistema de calidad y mejora constante, Proyecto ESPERANZA junto a SICAR cat, ambos proyectos de Adoratrices trabajan conjuntamente desde marzo de 2019 en la implantación de un sistema de protección interno que promueva los principios y prácticas de mantenimiento de un entorno seguro. Este nuevo reto supone una exigencia más en nuestro estándar de calidad y nos compromete a prevenir, reducir y subsanar en su caso, los riesgos y daños que puedan sufrir todas las personas implicadas en nuestra entidad. También obliga a nuestras organizaciones a tratar los incidentes de protección de manera efectiva de acuerdo con los marcos de referencia y procedimientos autonómicos, estatales e internacionales. En abril de 2020 logramos el primer paso de certificación del sistema cumpliendo con el nivel I de las recomendaciones y buenas prácticas del Instituto de Innovación, Desarrollo e Impacto Social.

Te invitamos a…

Conocer el Sistema de Protección Interno y a notificar cualquier incidente a través de:

Madrid: 91 386 06 43 proteccion@proyectoesperanza.org

Barcelona: 681 06 40 26 proteccio@adoratrius.cat

o a través de los buzones físicos habilitados a tal efecto en diferentes sedes

Velando por los cuidados

Queremos promover un ecosistema protector donde el buen trato sea el protagonista de las relaciones en un contexto libre de violencia 

El cuidado mutuo como un valor de innovación

Según se detalla en el documento de posicionamiento, Adoratrices quiere generar, dentro de su organización, comportamientos coherentes con la protección de las mujeres y constituirse como una organización segura para ellas y sus hijos menores de edad así como para todas las personas vinculadas a la institución (voluntariado, profesionales y colaboradores).

Por este motivo, hace todo lo posible para prevenir, responder y reportar ante cualquier caso de violencia o sospecha de ésta. Adoratrices considera fundamental que su plantilla y todas las personas e instituciones que trabajan o colaboran con la organización estén concienciadas y comprometidas con el buen trato y la protección de las mujeres y respeten su voluntad como una prioridad en todas sus actuaciones.

Adoratrices se compromete a brindar formación continua en materia de protección y buen trato a todas las personas trabajadoras así como personas voluntarias y colaboradoras que mantengan una relación directa con la entidad. Esta política de protección se aplica a:

  • Todas las personas trabajadoras de Adoratrices, comunidad religiosa, estudiantes en prácticas y voluntariado.
  • Personal colaborador, prestadoras de servicios y contrapartes, siempre que mantengan una relación directa con Adoratrices.

Posicionamiento de Adoratrices

El objetivo de Adoratrices con este documento es la creación de las condiciones necesarias para promover, proteger y cumplir los  derechos de las mujeres e hijos menores de edad, en su casos, trabajadores/as,  colaboradores/as de los proyectos.

Adoratrices

Mujeres atendidas

Víctimas de la trata y ahora supervivientes

Nacionalidades

Una oportunidad para trabajar desde la transculturalidad, los DD.HH y la perspectiva de género

Años de experiencia

y trabajo con las supervivientes de la trata

Descubre los distintos tipos de violencia

Es imprescindible fortalecer un entorno protector visibilizando los distintos tipos de violencia, su nombre y qué implica.

Descuido o trato negligente
Se define como la falta de atención de las  necesidades físicas, psicológicas y afectivas. 
Violencia psicológica
Se refiere a toda forma de agresión verbal y psicológica que  afecte el bienestar emocional como amenazas, insultos, humillaciones,  ridiculizaciones o aislamiento. 
Violencia física
Comprende actos tanto intencionales como no intencionales que  pueden provocar secuelas físicas graves o fatales. Se manifiesta mediante golpes,  cortes, quemaduras, mutilaciones, sacudidas o palizas entre otras.  
Abuso sexual
Suponen el sometimiento a comportamientos sexuales por parte de  una persona en un contexto de desigualdad de poder, habitualmente a través del  engaño, la fuerza, la mentira o la manipulación. Tiene consecuencias muy graves  en el desarrollo y bienestar emocional, psicológico y psicosexual de la persona que  pueden alargarse en el tiempo.  
Acoso laboral o mobbing
Es tanto la acción de una o varias personas hostigadoras  conducente a producir miedo, terror, desprecio o desánimo en otra persona  trabajadora a través de actos negativos y hostiles dentro o fuera del trabajo por  parte de grupos sociales externos, de sus compañeros (“acoso horizontal”, entre iguales), de sus subalternos (en sentido vertical ascendente) o de sus superiores  (en sentido vertical descendente, también llamado bossing, del inglés boss, jefe).  Lo que se pretende en último término con este hostigamiento, intimidación o  perturbación (o normalmente la conjugación de todas ellas) es el abandono del  trabajo por parte de la víctima —o víctimas—, la cual es considerada por sus  agresores como una molestia o amenaza para sus intereses personales  (necesidad de extorsión, ambición de poder, de riquezas, posición social,  mantenimiento del statu quo, etc.)  
Ciberacoso (ciberbullying)
Es una forma de acoso que implica el uso de los  teléfonos móviles (textos, llamadas, vídeo clips), internet (email, redes sociales,  mensajería instantánea, chat, páginas web) u otras tecnologías de la información y  la comunicación para acosar, vejar, insultar, amenazar o intimidar deliberadamente  a alguien. La peculiaridad del ciberacoso es que una sola agresión que se grabe y  se suba a internet se considera ciberacoso por la posibilidad para reproducirla de  forma innumerable y su audiencia potencialmente global.  
Tortura y tratos inhumanos o degradantes
Se refiere a los actos de violencia con el  propósito de obligarle a confesar o castigarle extrajudicialmente por conductas  ilícitas o delictivas.  
Prácticas perjudiciales o violencia comunitaria
Se denominan así ciertas formas de  violencia que son comunes en algunas sociedades o culturas o tradiciones y son  contrarias al respeto de las mujeres y a sus derechos como la mutilación genital  femenina, esterilizaciones forzadas o matrimonio forzado.)  
Victimización secundaria o revictimización
El maltrato adicional ejercido contra las mujeres vulnerabilizadas como consecuencia directa o indirecta de los déficits – cualitativos y cuantitativos- de las intervenciones realizadas por organismos responsables y también por las actuaciones desacertadas procedentes de otros agentes implicados. Formas de revictimización:

  • No detectar situación de vulnerabilidad por falta de conocimiento, sensibilización y/o recursos.
  • No dar respuesta a las necesidades que plantean las víctimas y no garantizando sus derechos
  • No actuar desde una perspectiva de derechos humanos y de género que ponga el centro el bienestar de la víctima del delito
  • Cuestionar y negar sistemáticamente la credibilidad y el testimonio de las víctimas a pesar de los indicios existentes
  • Abordar y tratar los hechos de forma morbosa y amarillista contribuyendo a estigmatizar a las mujeres víctimas del delito.

Código de conducta establece unos principios rectores y unas normas de actuación

El código de conducta elaborado en noviembre de 2019 por el Comité de Protección de Adoratrices es un documento interno que quiere promover un entorno seguro. Las personas firmantes se comprometen al cumplimiento de estas acciones de buen trato hacia las mujeres como a niños, niñas y adolescentes.

Lo que opinan de Proyecto Esperanza

Policía Nacional. José Ángel González, Comisario de Policía Nacional, Jefe de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos (BCTSH). UCRIF Central.

El trabajo que Proyecto Esperanza lleva a cabo lleva a cabo día a día, todos los días y a todas horas, es esencial en la lucha contra la trata de seres humanos, ya que sin su constante esfuerzo por acoger y asistir a las víctimas, muchas de ellas se verían desamparadas y no tendrían opción alguna para rehacer su vida y superar las terribles secuelas que un crimen tan aterrador les produce. El alto grado de especialización y el enorme compromiso mostrado por quienes integran el Proyecto son dignos de todo encomio, y hacen que la colaboración con otras instituciones involucradas en la lucha contra el fenómeno, y en especial con la Policía Nacional sea tremendamente sencillo. En definitiva, se me quedarían cortas las palabras de agradecimiento que pudiera dirigirle al Proyecto Esperanza, porque sin su buen hacer, los Policías Nacionales nos veríamos tremendamente frustrados cuando logramos liberar a víctimas de trata, vejadas, explotadas y desposeídas de su dignidad, si no contásemos con su concurso para darles una nueva esperanza.

Guardia Civil. Vicente Calvo Vinagre, Capitán de la Guardia Civil, Jefe de la Sección Trata Seres Humanos de la Unidad Técnica de Policía Judicial (UTPJ).

La Sección de Trata de Seres Humanos de la Guardia Civil, tiene una estrecha relación y colaboración con el Proyecto Esperanza, en materias de prevención, persecución, protección, formación de trata de seres humanos. Así Proyecto Esperanza, apoya las formaciones que se realizan en Guardia Civil, en los cursos para investigación de los delitos de trata. A nivel operativo coopera y colabora tanto en inspecciones como en investigaciones. A nivel estratégico en existe una colaboración mutua en grupos de trabajo, asistencia a jornadas, participación en la mesa del Relator Nacional, Foro contra la Trata.

Fundación A la Par. Mercedes Hernández Núñez-Polo, Psicóloga, Unidad de Atención a Víctimas con Discapacidad Intelectual.

Trabajar con Proyecto Esperanza ha supuesto un antes y un después. La visión que nos han ofrecido sobre la problemática de la trata nos ha abierto los ojos a una realidad que debería ser mucho más visible. El trabajo que realiza Proyecto Esperanza es de una enorme calidad, y sensibilidad, acercando a la sociedad a un problema que por desgracia aún está oculta y que afecta a gran número de personas, sobre todo a aquellos que son más vulnerables. Ofrecen un apoyo especializado e integral, desde la dignidad y la humanidad, virtudes que se pueden atribuir a cada uno de las integrantes del equipo de Proyecto Esperanza, sin perder nunca la objetividad y la profesionalidad. Agradecemos enormemente poder trabajar de la mano y que nos hagáis partícipes de la lucha para cambiar esta realidad. Seguiremos siendo compañeras otros 20 años.

 

Caritas Española. Hilde Daems, Responsable del Programa de Mujer, Prostitución y Trata.

Da gusto poder trabajar con compañeras que creen en su trabajo, que lo desempeñan con gran profesionalidad y compromiso, nunca olvidando a las mujeres, teniéndolas delante en todas las cosas que hacen. Proyecto Esperanza ha impartido varias formaciones en Cáritas, no desde la maestría, pero desde su experiencia, sus inquietudes, compartiendo y buscando conjuntamente los caminos a explorar, para mejorar el acompañamiento a las mujeres. Siempre han sido muy bien valoradas, dejándonos con la inquietud de revisar cada día, animándonos a seguir trabajando y acompañando en esta realidad tan compleja y dura.

Amnistía Internacional. Virginia Álvarez, Responsable de investigación y Verónica Barroso, Responsable de Relaciones Institucionales y de Política Interior

Proyecto Esperanza se caracteriza por su profesionalidad y rigor. Es una de las organizaciones especializadas con mayor trayectoria a nivel estatal en la lucha contra la trata de seres humanos. Sus aportaciones en la Red Española con la Trata han sido fundamentales para seguir avanzando en la detección, prevención y protección de estas personas. Gracias por el trabajo que realizáis.

Proyecto Esperanza y Amnistía Internacional comenzaron su colaboración junto con otras organizaciones para que España se dotase de un marco de protección para las personas víctimas de trata, inexistente por aquel entonces, donde ni siquiera se distinguía entre la trata como violación de derechos humanos y tráfico de personas con fines migratorios.

Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). Elena Muñoz y Belén Walliser, Servicio Jurídico de CEAR Madrid.

Ambas organizaciones trabajamos de forma coordinada en la atención integral a mujeres víctimas de trata de seres humanos solicitantes de protección internacional.  Este trabajo ha sido fundamental para obtener los primeros reconocimientos como refugiadas de mujeres víctimas de trata de seres humanos, lo que supuso un importante cambio de criterio y un avance en los derechos de estas mujeres.

Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Georgina Lara, Punto focal en temas de trata y tráfico.

Nuestra colaboración principalmente es para el apoyo a las víctimas de trata que retornan bajo la asistencia de la OIM. Aquellos casos que solicitan el retornar voluntariamente a sus países de origen son derivados a la OIM, quien les ofrece el retorno en condiciones de seguridad.  Dado que Proyecto Esperanza es una entidad especializada y experimentada, la OIM ha contado con su presencia en seminarios y jornadas internacionales donde han podido visibilizar su trabajo y las acciones llevadas conjuntamente con la OIM. La OIM reitera su interés por seguir colaborando con Proyecto Esperanza. Su labor de asesoramiento contribuye a que las víctimas tomen una decisión informada y con más seguridad respecto al retorno voluntario.

Médicos del Mundo. Celsa Andrés Batalla, Vicepresidenta de Médicos del Mundo.

Desde Médicos del Mundo hemos tenido la oportunidad de colaborar con Proyecto Esperanza prácticamente desde el principio. Junto con otras entidades, compartimos la inquietud inicial por situar la trata de personas -especialmente con fines de explotación sexual- en la agenda política, cuando todavía no era una cuestión central en el debate público. Trabajamos conjuntamente para aunar los esfuerzos de distintas entidades, contribuyendo a dar vida a la Red Española Contra la Trata de Personas, que es hoy en día un referente clave en la interlocución con los actores institucionales implicados en esta materia.

Actualmente, nuestra colaboración se concreta en el desarrollo de iniciativas compartidas de incidencia política, orientadas a garantizar la protección de los derechos de las víctimas de trata, así como en la coordinación operativa entre los equipos de intervención con presuntas víctimas.

Vicaría para el Desarrollo Humano integral. José Luis Segovia Bernabé. Vicario Episcopal.

Proyecto ESPERANZA es una entidad con largo recorrido que aporta el valor y la credibilidad de la experiencia de las religiosas adoratrices en este ámbito. Integran perfectamente la dimensión de la sensibilización, con la denuncia social y la atención con calidad y calidez a las personas víctimas de trata con respuestas integrales que visibilizan el valor añadido de ser una entidad eclesial respetuosa con otros universos religiosos o culturales. En ese sentido, tiende puentes con otras instituciones y realidades a las que no resultaría fácil llegar. Y todo ello desde la implicación personal, comprometida y directa con las víctimas. Contar con un excelente elenco de profesionales y personas voluntarias es otra dimensión a destacar.

WordPress Lightbox Plugin