Proyecto Esperanza-Adoratrices comparte con la Delegada del Gobierno su compromiso con las víctimas de trata

  • Cristina Cifuentes, Delegada del Gobierno en Madrid, junto al Viceconsejero de Asuntos Sociales y la Directora General de la Mujer de la Comunidad de Madrid, han visitado esta mañana el Proyecto ESPERANZA-Adoratrices, recurso especializado en el apoyo integral a mujeres que han sido víctimas de la trata con fines de explotación y que forma parte de la Red de Centros de Atención a Mujeres de la Comunidad de Madrid.
  • El número de derivaciones por parte de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado casi se ha triplicado en 2013 pasando de 16 casos a 41.
  • La entidad, que atendió a 92 víctimas de Trata de forma integral en 2013 señala por primera vez la aparición de mujeres chinas en su perfil según nacionalidades.

Madrid, 26 de febrero de 2013. Esta mañana Cristina Cifuentes, Delegada del Gobierno de Madrid, junto a Carlos Izquierdo, Viceconsejero de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid y Laura Ruiz de Galarreta, Directora General de la Mujer, han visitado el Centro Día para víctimas de trata de Proyecto Esperanza- Adoratrices en Madrid.

La visita se inició con una reunión en la que han estado presentes para informar y compartir con las autoridades el trabajo que se realiza por parte de la entidad, los logros y las dificultades, Elisa Altadill, Superiora Provincial de Adoratrices España, Ana Almarza, Directora de Proyecto ESPERANZA y Marta González, Coordinadora del mismo.

Posteriormente, la Delegada ha tenido la oportunidad de conocer y profundizar en el trabajo de los diferentes servicios de ayuda que ofrece la entidad: Atención Residencial (casas de acogida), Atención Jurídica, Psicológica, Social, Educativa y de Formación y Empleo, en su diálogo con las profesionales de los distintos departamentos. Asimismo ha conversado con varias  de las mujeres que han sido víctimas de la trata y que están siendo atendidas por el Proyecto en este momento, las cuales han compartido con ella los avances en su proceso de recuperación integral y los obstáculos a los que se enfrentan.

Colaboración estrecha entre la ONG y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado

Entre los temas abordados se ha hecho mucho énfasis en la importancia y la necesidad de la complementariedad y la colaboración entre todos los actores que intervienen en la lucha contra esta grave violación de los derechos humanos y la protección a las víctimas.

Cifuentes por su parte ha reafirmado su compromiso en que desde la Delegación del Gobierno se pongan todos los medios para acabar con la  trata de seres humanos y con los grupos que llevan a cabo estas prácticas, de acuerdo con el Plan Policial contra la Trata de Seres Humanos con fines de explotación sexual.

Marta González, Coordinadora de Proyecto ESPERANZA añade: “Para el Proyecto ESPERANZA la coordinación con Administraciones Públicas, Gobierno y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es clave para avanzar en la lucha contra la Trata. De forma aislada es imposible solucionar este problema y desde aquí, queremos reforzar el diálogo con todos los agentes sociales que de una forma u otra pueden entrar en contacto con víctimas de Trata”.

Fruto de esta prioridad, el año 2013 se llegó a un acuerdo entre la UCRIF de la Brigada Provincial de Extranjería de Madrid del Cuerpo Nacional de Policía, y las dos principales entidades especializadas en la atención integral a mujeres víctimas de la trata en la Comunidad de Madrid, Proyecto ESPERANZA y APRAMP.

González añade: “Valoramos muy positivamente el acuerdo alcanzado. Como resultado del mismo desde los grupos de investigación especializados se contacta proactivamente,  en cuanto existen indicios de estar ante un posible caso de trata de una mujer, a la entidad especializada que está de guardia, para facilitar el contacto directo e inmediato con la presunta víctima, con el objetivo de poder ofrecerle información, orientación, apoyo y asesoría desde un primer momento”.

En el 2013, se registraron 145 llamadas en relación con posibles casos de trata, 44 más que el año anterior.

En 96 de estos casos las mujeres fueron identificadas como presuntas víctimas de este delito, de acuerdo con la definición del Convenio del Consejo de Europa de Lucha contra la Trata y su Convenio Explicativo. Se aprecia un aumento de 20 casos frente a los 77 casos identificados en el año anterior.

De los casos de trata identificados 57 fueron derivados al Proyecto Esperanza por parte de entidades públicas, en concreto, 41 de ellos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

González añade: “Este es uno los datos más destacados de este año, ya que en comparación con los datos del año 2012,  en el que sólo recibimos 16 derivaciones por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado el número prácticamente se ha triplicado. Valoramos muy positivamente este aumento ya que consideramos que es el fruto y resultado directo del acuerdo de colaboración entre nuestro Proyecto y los grupos de investigación del delito de trata de la UCRIF del Cuerpo Nacional de Policía en la Comunidad de Madrid que permitido un aumento en el número de mujeres con las que hemos podido contactar para ofrecerles información, apoyo y una salida a su situación de explotación”.

El Proyecto atendió el año pasado a 92 mujeres víctimas de Trata, de 18 nacionalidades diferentes, ofreciéndoles un apoyo integral para favorecer su recuperación y su autonomía, tras las graves violaciones de derechos humanos a que han sido sometidas. Del total de las mujeres atendidas 54 corresponden a nuevos casos identificados dados de alta, y 38 a casos que provienen de años anteriores.

Las destinatarias son en su mayoría mujeres jóvenes extranjeras, entre 18 y 30 años, procedentes de más de 18 países, entre los que destacan Nigeria, Rumania, Paraguay, China y Camerún.

En términos generales, 47 de las 92 mujeres atendidas en el 2013 fueron acogidas en los recursos residenciales y 45 solicitaron apoyo de los servicios no residenciales, como orientación jurídica, socio-laboral, mediación sanitaria y atención psicológica, entre otros.

Intervención Integral y personalizada con cada víctima de Trata

El Proyecto ESPERANZA comenzó su labor en 1999 y desde junio de 2007, a través de un contrato firmado con la Dirección General de la Mujer de la Comunidad de Madrid,  gestiona un recurso especializado en la atención integral a mujeres víctimas de la trata con fines de explotación sexual que se integra en la Red de Centros de Atención a Mujeres.

El equipo multidisciplinar del recurso apoya a cada mujer a través de un Plan de Intervención Individualizado, para favorecer su recuperación a nivel físico, psicológico y emocional y para que pueda adquirir, recuperar o desarrollar las habilidades y capacidades personales que favorezcan su autonomía e integración en la vida social, laboral y económica.

Las mujeres cuentan con mediación para atención médica y reciben un tratamiento psicoterapéutico individual y grupal. Asimismo reciben atención jurídica para facilitar tanto su acceso a la justicia, como a una situación administrativa regular y para el ejercicio efectivo de sus derechos.

Dificultades en frontera y CIE

Entre las dificultades el Proyecto ESPERANZA señala la especial complejidad que tiene la identificación de los casos de trata en frontera y en los Centros de Internamiento de Extranjeros.

González añade: Observamos con preocupación que, en ocasiones, en estos contexto, más que identificar a las presuntas víctimas aplicando el criterio de “indicios” o “motivos razonables” se pretende desde el primer momento tener la certeza de la existencia del delito, exigiendo de las víctimas que aporten información objetiva y detallada sobre el delito y sus autores, lo cual contraviene la normativa internacional aplicable y la perspectiva de derechos humanos.