Etapas diferenciadas según necesidad

De la urgencia a las oportunidades de mejora

Ofrecemos tres fases en la intervención con las supervivientes de trata, que se adaptan a los distintos momentos de su proceso de recuperación. La intervención con las mujeres se diseña en tres etapas:

    • FASE I: Restablecimiento y Primera Acogida. Valoración de atención inmediata y de la situación de riesgo.
    • FASE II: Etapa de Consolidación. Recuperación integral, física, psicológica, emocional y social
    • FASE III: Etapa de Autonomía. Proyecto de futuro para su integración social

Mujeres atendidas

Víctimas de la trata y ahora supervivientes  

Nacionalidades

Una oportunidad para trabajar desde la transculturalidad, los DD.HH y la perspectiva de género

Años de experiencia

y trabajo con las supervivientes de la trata

Fases diferenciadas

1. Etapa de emergencia y primera acogida, restablecimiento:

Se habilita la acogida para mujeres que han sido detectadas y/o identificadas como víctimas de trata de personas, para facilitar su recuperación de forma paulatina. Durante esta etapa se atienden las necesidades básicas e inmediatas, de alojamiento anónimo y seguro, si se requiere. Se inician actuaciones jurídicas, sanitarias, y valoración sobre la situación de riesgo. Apoyamos a las mujeres en la decisión que tomen en su proceso de recuperación habilitando todos los cauces necesarios para hacerla efectiva. Se cuenta también con un servicio de atención telefónica de emergencia para atender derivaciones durante 24 horas los 365 días del año, así como la acogida residencial de emergencia.

2. Etapa de consolidación:

En esta fase se define de forma personalizada un plan de intervención que se elabora de forma conjunta entre la mujer y el equipo de profesionales. Durante la intervención se trabaja de acuerdo a los objetivos que las mujeres quieren alcanzar, en concordancia con su perfil y posibilidades. 

3. Etapa de autonomía:

En esta etapa se favorece que las mujeres tomen sus propias decisiones, busquen un trabajo que les ayude a adquirir y desarrollar su propia autonomía, con el que puedan integrarse en la sociedad, y que asuman gradualmente, de acuerdo a sus capacidades, las responsabilidades en la vida diaria, tanto a nivel personal como social y laboral.

FASE I: Restablecimiento y Primera Acogida

Aprendiendo a confiar

Me ayudaron en la convivencia porque yo desconfiaba de todo el mundo y me enseñaron a confiar y a no tener miedo porque estaba con las educadoras. Me sentí acompañada, me sentía en familia… me brindaron cariño que era lo que yo necesitaba y me hacía falta, confianza… eso fue lo primordial para mí, en ese momento sentirme arropada.

Esmeralda. Colombiana

FASE II: Etapa de Consolidación

Anonimato y Seguridad

Estás en un sitio donde no puedes hacer ciertas cosas por seguridad tuya o de otra mujer en la casa, había que tener cuidado no sólo de una misma, si no de la compañera. No podías decir dónde estaba la casa, simplemente por las personas que viven en ella.

Faith  Nigeriana

FASE III: Etapa de Autonomía

De superviviente a ciudadana

Proyecto ESPERANZA es lo que mejor que me ha pasado en España porque se sufre mucho. Ahora sé que si me pasa algo malo en la calle tengo una casa, un sitio donde volver. Me enseñaron a ahorrar. Tengo todo mi tiempo para adaptarme y no luchar por mi supervivencia”. Vivo feliz y libre.

Faith. Nigeria

Aportar información para dignificar

Es fundamental ofrecer a la superviviente de trata herramientas de información desde el primer momento: La información dignifica el proceso de la mujer, la dota de autonomía. La fase de emergencia es muy valorada por las mujeres, pues pasan de una situación de vulnerabilidad total a un recurso que les aporta todos los servicios.

Es fundamental estar atentos a la vivencia del tiempo en el proceso de la mujer. Frente a un tiempo acelerado es preciso tener una estrategia de paciencia e información. Frente a un tiempo que parece que se estanca es necesario marcar objetivos asumibles, concretos, que generen sensación de avance, frente a un tiempo que se precipita es fundamental haber instalado competencias y herramientas para la autonomía.

La vivencia del tiempo: del vértigo a la pausa.

Nuestro reto constante es descubrir y adaptar las necesidades de cada superviviente en cada momento de su proceso de recuperación

Dejar atrás el abismo

“Cuando yo llegué estaba sin ropa, sólo con lo puesto y nada más, tuve mucho apoyo, y comprensión del momento que estaba pasando, también de la lejanía de la familia. Los primeros días yo estaba dormida, cansada… te dicen: cuando te encuentres bien, si necesitas algo lo pides,… luego ya tú decides salir de la habitación o te llamaban, te dejaban tu espacio, no te imponían, luego pues, ya eres tú la que salía,… todo era muy distinto, muchas costumbres diferentes, una cultura diferente, están pendientes de tí, era un ambiente como más cercano”.

 

Vietnamita

Contacta con el Proyecto Esperanza

  • Teléfono 24 horas: 607 542 515. 365 días al año, 24x7 
  • Teléfono de oficina: + 34 91 386 06 43
  • Email de contacto: info@proyectoesperanza.org
  • Voluntariado: info@proyectoesperanza.org
  • Prensa: comunicacion@proyectoesperanza.org

 

Dona y apoya
Proyecto Esperanza

En estos 20 años Proyecto ESPERANZA ha contribuido a la visibilización y denuncia del fenómeno de Trata en España a través de su trabajo en red y el trabajo de intervención directa con la mujer desde un enfoque de DD.HH, Perspectiva de Género e Interculturalidad.

WordPress Lightbox Plugin