Hoy, 22 de febrero, con motivo del Día Europeo de las víctimas de delitos, queremos incidir en la necesidad de mejorar en todos los países miembros de la Unión Europea el acceso a un estatus legal para aquellas víctimas de delitos, en particular las víctimas de la trata y de explotación severa, procedentes de países extracomunitarios, a través de permisos de residencia y/o de la protección internacional.

La concesión de un permiso de residencia a las víctimas de trata es una forma de garantizar su dignidad y acceso a la justicia, y les proporciona la mínima seguridad y estabilidad necesaria para poder lograr su recuperación integral. Sin embargo, la implementación de la normativa internacional y europea en este aspecto sigue siendo muy limitada y deficitaria, y la mayoría de los países de la Unión Europea otorgan un número muy bajo de permisos de residencia permanente y / o protección internacional a víctimas de trata.

Además, las devoluciones dentro del Reglamento de Dublín III, en el marco del Sistema Europeo Común de Asilo, y las expulsiones a los países de origen contradicen el deber de proteger a largo plazo a las personas que han sufrido la trata, y podrían tener como resultado el riesgo que puedan ser sometidas a un trato inhumano o degradante según el Artículo 4 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

Por estos motivos, junto a otras organizaciones europeas especializadas en la atención integral a víctimas y supervivientes de la trata de seres humanos, integradas en la plataforma de La Strada Internacional (LSI), desde SICAR cat y Proyecto Esperanza, ambos proyectos de la Entidad de Adoratrices, dirigimos hoy una carta a los y las diputadas del Parlamento Europeo.

En concreto les pedimos que se comprometan a implementar las 10 recomendaciones que les trasladamos para garantizar que las personas objeto de trata y de explotación puedan acceder a su derecho a un estatus legal y reciban la protección más adecuada para asegurar sus derechos y acceder a una solución duradera, ya sea otorgándoles protección internacional o residencia permanente en el país de destino o bien asegurando su retorno voluntario y seguro así como su reintegración.

Recomendaciones:

  1. Definir criterios y plazos y simplificar los procedimientos para otorgar permisos de residencia a las personas víctimas de trata por dos vías: tanto en función de su situación personal, como por su cooperación en la investigación y enjuiciamiento de los tratantes. El acceso a la residencia legal no debe depender de si se inician, o no, procedimientos judiciales por trata de personas u otros delitos relacionados.
  2. Asegurar que las personas víctimas de trata están informadas sobre todas las posibilidades que tienen de obtener residencia (temporal) y protección en el país de residencia, así como sobre los mecanismos seguros para regresar a sus países de origen.
  3. Establecer mecanismos de derivación entre el Sistema Nacional de Derivación, y el sistema de asilo para otorgar a las víctimas de trata solicitantes de asilo y refugiadas acceso a apoyo y asistencia especializadas, y desarrollar directrices o procedimientos para garantizar que los sistemas disponibles funcionen de manera coordinada y coherente.
  4. Garantizar asesoramiento jurídico especializado y gratuito en las primeras etapas del procedimiento de identificación y asilo para ayudar a las víctimas de trata solicitantes de asilo a comprender los procedimientos, y a proporcionar la información relevante sobre la situación de trata que han vivido, y sobre los riesgos que pueden afrontar en caso de devolución o traslado al primer país de entrada a la Unión Europea.
  5. Reconocer el derecho de las víctimas de trata a recurrir la decisión de denegación / no renovación de su solicitud de permiso de residencia, y garantizar que las víctimas de trata reciban toda la información necesaria durante todos los procedimientos para que puedan tomar una decisión informada.
  6. Aumentar la participación de diversos organismos, tanto instituciones públicas como organizaciones de la sociedad civil, en el proceso de identificación, así como en el proceso de determinación de la situación personal de la víctima”.
  7. Garantizar que las personas solicitantes de asilo objeto de trata no son internadas en centros de detención de inmigrantes, u otros espacios de detención, y garantizar el cumplimiento de la cláusula de no punición contenida en la legislación europea.
  8. Asegurar que se lleve a cabo una evaluación de riesgos exhaustiva antes de emitir una decisión de retorno, incluida una decisión sobre una devolución en aplicación de la normativa de Dublín, para garantizar el cumplimiento de las obligaciones de no devolución. Las víctimas de trata en los procedimientos de Dublín no deben ser discriminadas en su acceso a la asistencia y en el alcance de la protección de sus derechos como víctimas de trata.
  9. Garantizar que se lleve a cabo una evaluación de riesgo y vulnerabilidad durante los procedimientos de Dublín, y que se establecen canales de comunicación entre las Unidades de Dublín y las ONG especializadas, con el objetivo de garantizar una coordinación clara en los casos de devolución de una persona objeto de trata, así como una recepción y seguimiento adecuados.
  10. Otorgar a las víctimas de trata acceso directo al mercado laboral – sin imponerles restricciones de ocupación, sector de actividad y ámbito territorial – como medida de inclusión social y recuperación integral de las víctimas.

Las 10 recomendaciones que planteamos están basadas en la investigación realizada en el marco del proyecto REST (Residency Status: strengthening the protection of trafficked persons), desarrollado a lo largo del año 2020, cuyo objetivo es fortalecer el acceso efectivo al derecho a obtener un estatuto de residencia legal y / o protección internacional de personas nacionales de terceros países que han sufrido la trata en Europa. El proyecto está coordinado por LEFO IBF en Austria, e implementado por otros 5 miembros de LSI en Serbia (ASTRA), Moldavia (La Strada), Países Bajos (CoMensha), Francia (CCEM) y España (Proyecto Esperanza). SICAR cat ha participado en el proyecto como organización asociada aportando su conocimiento y experiencia en el grupo de trabajo de personas y entidades expertas (“focus group”).

Como resultado del proyecto, financiado en parte por el Consejo de Europa, se han producido varios informes que analizan y documentan la situación en los cinco países participantes, detectando lagunas y dificultades, así como buenas prácticas y recomendaciones, basadas todas ellas en el análisis de casos y en la colaboración de personas expertas en la lucha contra la trata. Está ya disponible para el público el “Informe Global” y el “Documento de Análisis -Policy Paper” y próximamente se publicará la “Guía de buenas prácticas”.

Además, el día 12 de marzo, se presentarán los resultados del proyecto en un webinario que se celebrará con parlamentarios/as europeos/as con el objetivo de que nuestras recomendaciones se incorporen a la Nueva Estrategia Europea.

WordPress Lightbox Plugin