El pasado viernes 26 de marzo Proyecto Esperanza ofreció una jornada de formación a la ONG RESCATE durante la que se compartieron reflexiones, aprendizajes, y herramientas para la detección temprana y la derivación de víctimas y supervivientes de trata de seres humanos para una intervención integral basada en la protección de sus derechos humanos.

La jornada sirvió para profundizar, desde un punto de vista legal y práctico, en la compatibilidad entre el sistema de protección al que las víctimas de trata tienen derecho por ser víctimas de este delito, y el sistema de protección internacional al que también pueden acceder en el caso de ser solicitantes de asilo. Para ello se analizaron los diferentes escenarios de conexión entre trata y asilo, incidiendo especialmente en la valoración del riesgo al que se enfrentan las víctimas de trata no sólo en sus lugares de origen, sino también en los países de tránsito y destino, así como la importancia de la detección de indicios y la derivación a una entidad especializada desde el comienzo mismo del proceso de asilo.

Esta formación se enmarca en la fase final del proyecto REST que busca el fortalecimiento de la protección a personas víctimas de trata a través de la concesión de un permiso de residencia y/o estatuto de protección internacional. La obtención de un estatus de residencia legal proporciona a las víctimas de trata la mínima seguridad y estabilidad necesaria para poder lograr su recuperación integral y acceso a la justicia.

En el marco del proyecto REST se ha llevado a cabo un análisis de la legislación, lagunas, desafíos y buenas prácticas que existen en los diferentes países europeos y se han formulado recomendaciones que mejoren el acceso efectivo a este derecho.

Desde finales de 2019 Proyecto ESPERANZA y ONG Rescate aúnan esfuerzos en materia de #TratayAsilo a través de un acuerdo marco de colaboración.

WordPress Lightbox Plugin