Un eje fundamental del Sistema de Protección Interna es el cuidado de los equipos profesionales que atienden a las mujeres. Hemos activado un sistema de supervisión externa para todas las trabajadoras y organizamos distintos grupos, los equipos técnicos por un lado, el equipo de Dirección – Coordinación por otro, con puntuales sesiones conjuntas.

Esta supervisión supone tener una dinamización externa y un feedback por parte de psicólogo externo al proyecto para generar y acompañar dinámicas de auto-cuidado. Junto a ello, este año se ha articulado un curso sobre “compasión” añade: Antonio Rivas, Miembro del Comité de Protección Interna de Proyecto ESPERANZA.

El Entrenamiento en el Cultivo de la Compasión (ECC) es un programa diseñado para desarrollar las cualidades de la compasión, la empatía y el amor hacia uno mismo y hacia los demás. El ECC integra prácticas contemplativas tradicionales con psicología contemporánea e investigación científica sobre la compasión. En este curso participan tanto profesionales como mujeres destinatarias del proyecto.

La compasión, entendida como el conectarnos con el sufrimiento propio y de los otros unido a la motivación sincera de intentar aliviarlo, es instintiva en los seres humanos cuando el que sufre es un familiar o alguien cercano.

El Entrenamiento en el Cultivo de la Compasión (ECC) es un programa diseñado para desarrollar las cualidades de la compasión, la empatía y el amor hacia uno mismo y hacia los demás. El ECC integra prácticas contemplativas tradicionales con psicología contemporánea e investigación científica sobre la compasión. Añade Iskra Orrilo, psicóloga de Proyecto ESPERANZA.

Se ha comprobado científicamente que está herramienta psicológica ayuda a las profesionales que trabajan en el cuidado de otras personas. La práctica de la compasión permite la prevención de enfermedades como Burn out y/o desgaste por empatía.

Entorno protector cargado de compasión

Trabajamos de manera permanente con mujeres que han sufrido violencia extrema, lo cual significa que el equipo también está expuesto a la violencia a través de la narrativa de las historias de las mujeres. Siendo uno de los riesgos laborales más relevantes el deterioro de la salud mental de los profesionales de intervención.

De esta manera, establecer un programa de ECC para el equipo resulta muy beneficioso para prevenir posibles problemas de salud, además de generar un ambiente de trabajo basado en la compasión y la empatía mutua. No sólo frente a las mujeres, también entre las profesionales, algo fundamental para sentirse apoyada y acompañada frente a tan elevado nivel de violencia.

Nuestro objetivo es ofrecer formación en el Cultivo de la Compasión con el objetivo de brindar al equipo herramientas, habilidades y destrezas para la prevención de enfermedades asociadas a profesionales que trabajan en contacto directo con personas que han sufrido violencia extrema.

La Doctora en psicología, Silvia Fernández, parte del equipo de Nirakara-Instituto de Investigación y Ciencias Cognitiva, nos ha ofrecido recientemente dos talleres gratuitos sobre sobre mindfulness y compasión online con el objetivo de seguir sosteniendo y asistiendo el sufrimiento propio y ajeno en esta crisis del COVID-19.

WordPress Lightbox Plugin