La trata no es neutral en cuanto al género

La desigualdad, la discriminación y violencia contra la mujer son causa y consecuencia

Algunas tipologías de trata son formas de violencia contra la mujer porque afectan a nivel global desproporcionadamente a las mujeres y a las niñas por el mero hecho de serlo. La trata como forma de violencia contra la mujer, tiene lugar en múltiples escenarios y, por lo común, impacta y/o involucra a una multiplicidad de actores como son, entre otros, las víctimas, sus familias, los intermediarios locales, transportistas, las redes delictivas o delincuentes individuales, las autoridades y a la sociedad civil.

La trata de seres humanos puede tener lugar entre distintos países o dentro de un mismo país. Las cifras conocidas muestran que la mayoría de las víctimas de la trata son mujeres y niñas, y muchas son objeto de la trata para fines de explotación sexual. Es fundamental aplicar la perspectiva de género, tanto para analizar el problema de la trata, como para proponer medidas de prevención, asistencia y protección a las víctimas.

%

víctimas a nivel global son mujeres y niñas

%

víctimas para explotación sexual son mujeres y niñas

Ella no ha sufrido explotación

Sin embargo, el 96% de las víctimas que sufren explotación sexual a nivel mundial son mujeres y niñas.

Descubre más datos

Según los datos globales de la ONU el 71% de las personas afectadas por la trata a nivel mundial son mujeres y niñas. Casi 3 de cada 4 mujeres y niñas víctimas de la trata lo son con fines de explotación sexual. En el caso específico de la Trata con fines de explotación sexual el 96% de las víctimas a nivel mundial son mujeres y niñas

Formas de trata con mayor incidencia en mujeres y niñas

De acuerdo con la definición de violencia contra la mujer del Convenio de Estambul, la trata de mujeres y niñas para determinadas formas de explotación supone una forma de violencia contra la mujer ya que implica “actos de violencia basados en el género que conllevan para las mujeres daños o sufrimientos de naturaleza física, sexual, psicológica o económica, incluidas las amenazas de realizar dichos actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, en la vida pública o privada”.

Además, determinadas formas de trata suponen «violencia contra la mujer por razones de género» ya que son formas de violencia contra una mujer por el hecho de serlo o por el hecho de que les afecte de manera desproporcionada. Las formas de trata para explotación que tienen una incidencia desproporcionada en mujeres y niñas son, como mínimo:

  • Trata para explotación sexual (comercial o no), incluida la pornografía.
  • Trata para explotación laboral en sectores fuertemente feminizados como el servicio doméstico o el trabajo en “salones de belleza” o en determinados sectores de la agricultura.
  • Trata para matrimonio forzado.
  • Trata para la gestación de bebés para su posterior venta o para adopciones ilegales.

La sororidad como herramienta de combate

Trabajamos desde las potencialidades de cada mujer para facilitar su restablecimiento físico y su bienestar emocional.

Las causas estructurales de la trata de mujeres

La violencia contra las mujeres y las desigualdades de género se identifican y reconocen como una de las causas de la trata en la Estrategia de la UE hacia la Erradicación de la Trata de Seres Humanos 2012-2016. Algunas de las causas que propician la Trata de Mujeres son:

  • Machismo y cultura de la violencia contra la mujer: Aquellos valores, prácticas y relaciones desiguales de poder que legitiman y justifican el control y la violencia sobre la mujer, basándose en la supuesta superioridad de los varones.
  • Feminización de la pobreza: Las mujeres son en el mundo más vulnerables ante los procesos de empobrecimiento como consecuencia de los roles de género que le han sido asignados y de la diferente posición en la sociedad de varones y mujeres.
  • Desigualdad en el acceso a educación y la formación de niñas frente a niños.
  • Discriminación en el acceso al mercado laboral que aboca a las mujeres a los trabajos menos cualificados, peor remunerados y más desprotegidos.
  • Falta de corresponsabilidad en los cuidados en muchas culturas las mujeres tienen que asumir toda la responsabilidad de la crianza, la educación y el mantenimiento de sus hijos e hijas en solitario ante la falta de corresponsabilidad de los padres.

Cicatrices en el alma

“Ya han pasado muchos años… Quiero olvidar el pasado y mirar al futuro. Sin embargo, cada mañana cuando me levanto me miro al espejo y veo esta cicatriz que tengo que maquillar… Si no lo hago, al final siempre hay alguien que me pregunta ¿qué te pasó en la cara? Y todo vuelve otra vez…”.

Hope. 32 años

Superposición de violencias contra la mujer

Las diferentes manifestaciones de la violencia de género se interrelacionan, mujeres y niñas sufren con frecuencia diversas formas de violencia de género de manera simultánea y/o consecutiva. Es lo que sucede por ejemplo con muchas mujeres y niñas procedentes de África Subsahariana, muchas de las cuales han sido víctimas de la mutilación genital femenina en su infancia o juventud y, posteriormente, tratando de huir de la violencia, o engañadas cuando buscan una vida mejor, caen en redes de trata que las traen a Europa para someterlas principalmente a explotación sexual en la prostitución. También es el caso de mujeres que sufren simultáneamente la trata para explotación laboral y la trata para explotación sexual.

Matrimonios forzados y trata

En estos 20 años también nos hemos encontrado con casos de mujeres que huían de sus países de origen por haber sido obligadas a contraer matrimonio en contra de su voluntad y por haber sufrido gravísimos episodios de violencia en el ámbito de la pareja con posterioridad a la celebración del matrimonio.

En otros casos, las mujeres huían antes de que el matrimonio se hubiera celebrado y, como consecuencia de esta situación de vulnerabilidad, intentando huir, cayeron en redes de trata que les prometieron un futuro mejor en Europa y las engañaron para realizar el viaje hasta aquí, con el fin de someterlas a explotación, principalmente en la prostitución.

Marta González

Coordinadora de Sensibilización de Proyecto ESPERANZA

Romper el círculo de trata

Desde el año 2017, las supervivientes de trata participan en este proyecto que les ofrece una iniciativa laboral y visibiliza esta violación de Derechos Humanos.

«En muchos de estos casos hemos trabajado la conexión entre la trata de seres humanos y el asilo…

argumentando ante las autoridades españolas la necesidad de concederles protección internacional, por haber sido sometidas a persecución por razones de género en sus países de origen, o bien por tener un temor fundado de sufrir persecución si volvían a sus países de origen después de haber sido víctimas de trata en Europa. En este sentido, hemos hecho mucho hincapié en los últimos años ante las autoridades en la necesidad de mejorar la detección de indicios de trata en el marco de las solicitudes de protección internacional».

Marta González

Coordinadora de Sensibilización de Proyecto ESPERANZA

Quizá te interese 

Muévete contra la trata

30 de Julio | Día Mundial contra la Trata En el primer semestre de 2019, Proyecto ESPERANZA Adoratrices ha ofrecido apoyo integral a 98 mujeres, 38 casos nuevos y 60 casos de seguimiento. Proyecto...

WordPress Lightbox Plugin