A tres semanas para la conmemoración del Día Europeo contra la trata, el próximo 18 de octubre, y bajo ese marco, SICAR cat y Proyecto ESPERANZA compartirán, cada martes, un caso de estudio de su proyecto #TambienEsTrata. Esta iniciativa conjunta visibiliza aquellas formas de trata de mujeres que permanecen ocultas en nuestro país. Entre ellas, la trata con fines de explotación laboral en el empleo del hogar, la trata para criminalidad forzada y para matrimonios forzados.

Explotación laboral en el empleo del hogar

Hoy los esfuerzos se centran en conocer la trata con fines de Explotación Laboral en el Empleo del Hogar, a través del testimonio de Pauline, porque eso #TambienEsTrata.

Es importante recalcar que el empleo del hogar no es inherentemente explotativo, puesto que una trabajadora del hogar puede ser una trabajadora con condiciones de trabajo dignas y respetuosas con el marco de la legislación laboral vigente. Lo que supone explotación es el hecho de que una persona sea sometida a trabajo o servicios bajo amenazas y/o sin prestar su consentimiento libremente y siendo vulnerados sus derechos.

En la semana del 18 de octubre, difundiremos un documento de análisis cuyos objetivos son:

  • Aclarar conceptos y enmarcarlos en un contexto más amplio, señalando de qué forma se han recogido en el ordenamiento jurídico español.
  • Ayudar a entender cada una de las finalidades de trata, no sólo desde un punto de vista teórico, sino, especialmente, en base a la realidad de la experiencia de los últimos años a través de casos que hemos atendido.
  • Visibilizar y nombrar estas finalidades de trata para así entenderlas y conocerlas y desde ahí, cambiar y transformar la realidad desde un enfoque de derechos humanos y de género.

La voz de las supervivientes

Pauline procede de Gabón, tiene 38 años y es madre soltera. Tras llevar un año trabajando en una tienda de telas, su jefe le propuso viajar a Europa prometiéndole que allí tendría mejores condiciones laborales y de salario.

…[]… su empleador le ofreció la posibilidad de viajar a España para trabajar como interna en su casa, cuidando de sus hijos pequeños
…[]… Además de cuidar a los hijos menores de su empleador, también le exigían hacerse cargo de los dos sobrinos y realizar todas las tareas de limpieza de la casa, lavado, planchado y cocina para toda la familia. Tenía un horario de trabajo ilimitado en función de lo que ellas le exigieran, sin permitirle descansar a lo largo de toda la semana. No podía salir de la casa salvo si iba acompañada por una de ellas. Controlaban la comunicación telefónica que Pauline mantenía con su hermano, residente en Francia, para que no pudiera pedirle ayuda. Con el fin de castigarla y humillarla en ocasiones no le daban de comer. Durante los dos meses que Pauline estuvo sometida a esta situación de trata para trabajo forzoso en el empleo de hogar no cobró ningún salario por su trabajo.
…[]… Transcurridos dos meses, Pauline intentó escaparse porque no soportaba más la situación pero la tratante se lo impidió encerrándola bajo llave en la casa y retirándole su pasaporte y su teléfono móvil.
…[]… Ella se negó ya que temía que él tomara represalias contra ella una vez se encontraran en Gabón, pero, a pesar de la negativa, él la obligó a acompañarle al aeropuerto para tomar un vuelo junto con él con destino a Gabón. Una vez en el aeropuerto, Pauline consiguió escaparse del control del tratante y solicitó ayuda a una empleada de una de las líneas aéreas que le aconsejó que pusiera una denuncia en la comisaría de la Policía Nacional en el propio aeropuerto.

Descarga el caso completo de Pauline (PDF)

WordPress Lightbox Plugin