2 de febrero, Jornada Mundial de la Vida Consagrada

“La vida consagrada con María, esperanza de un mundo sufriente” es el lema de la Jornada Mundial de la Vida Consagrada que se celebra hoy 2 de febrero y que representa un día para dar gracias y recordar la figura de Santa María Micaela fundadora de la Congregación de las Hermanas Adoratrices a la que pertenece el Proyecto Esperanza desde 1999, hace más de 20 años. Si cada año el lema ha sido para la comunidad de las hermanas un motivo de reflexión sobre la Misión Carismática que llevan a cabo, este año es una invitación a la forma de acoger y compartir la vida con las mujeres que se acercan a nuestro recurso que ofrece un apoyo integral especializado.

El lema pone en el centro a María, y con ella el ser esperanza de un mundo sufriente. ¿Cómo ser mujeres de esperanza para las mujeres víctimas de la trata confines de explotación? es la pregunta que estos días se hace la comunidad. Este año el lema va en total sintonía con el proyecto.

Ser ESPERANZA para cada una de las mujeres, acercándonos a ellas como nos transmitió Santa María Micaela “con respeto a su libertad y dignidad, en actitud de disponibilidad, escucha y comprensión y acompañarla en su proceso de crecimiento y liberación, buscando con audacia y creatividad respuestas adecuadas a la forma de explotación que padecen y denunciando las estructuras que no respeten los derechos humanos”. añade Ana Almarza Directora de Proyecto ESPERANZA

Tenemos un estilo propio basado en la cercanía, acogida, confianza, calidez, escucha; acompañamos desde la “pedagogía del amor” en lo cotidiano, nos esmeramos en crear un vínculo positivo desde una relación personal. Creemos en sus fortalezas personales y en su capacidad de cambio… Tanto en los recursos residenciales como en el Centro de Día, buscamos crear ESPACIOS DE ESPERANZA, donde descubrirse a sí misma y descubrir otros valores y estilos de vida para proyectar su futuro.

En 1845 en la calle Dos Amigos en Madrid, Micaela junto a otras mujeres comienza a dar los primeros pasos de lo que será la Congregación, aprobada en 1856. En 1999, abren Proyecto Esperanza por el que en estos años han pasado más de 1100 mujeres víctimas de la trata con fines de explotación recorriendo con ellas el camino de recuperación compartiendo con ellas el día a día.

Las Hermanas Adoratrices que forman actualmente la comunidad son parte de esta historia, una historia que se va construyendo en contacto con las supervivientes de la trata siendo testigos de sus procesos de recuperación. El coraje de Mª Micaela y de las mujeres que a ella se unieron y se siguen uniendo para dar vida a la Congregación, nos sigue empujando hoy. Como María, la Mujer del Sí a Dios, la comunidad va construyendo una positiva y no fácil historia de salvación, al ritmo del adorar y liberar continuamente.

Trabajamos en red como parte de la Iglesia

Como Congregación de Adoratrices, con la peculiaridad del Carisma, nuestra comunidad forma parte de grupos eclesiales comprometidos con la erradicación de la trata de seres humanos con fines de explotación y grupos afines de acogida a personas migrantes.

  • Confer: Grupo Intereclesial de Trata y Red Migrantes con Derechos.
  • Conferencia Episcopal. Referente contra la Trata de la C.E.E de la zona de Madrid
  • Diócesis de Madrid. Comisión Diocesana para personas víctimas de trata + Comisión Diocesana por una Vida Libre de Violencia contra las Mujeres
  • Equipo asesor de Confer Migrantes con Derechos y en la comisión de acogida

Santa Josefina Bakhita, patrona de las personas que sufren la trata de seres humanos. Formó parte del Instituto de las Hermanas de la Caridad en Venecia. Con retazos de su vida hemos organizado la vigilia que se celebrará en Madrid el 7 de febrero a las 20:30 en la Parroquia del Olivar. Bakhita fue Secuestrada a los nueve años, vendida como esclava hasta 5 veces. Bakhita conoció al Dios de los cristianos y fue así como supo que “Dios había permanecido en su corazón” y le había dado fuerzas para poder soportar la esclavitud.

WordPress Lightbox Plugin