Borrador del Reglamento de Extranjería

El Proyecto Esperanza junto a la Red Española contra la Trata de Personas ha formulado recomendaciones y propuestas al borrador del Reglamento de Extranjería que fue hecho público el pasado 8 de marzo y que tiene que ser aprobado por el Consejo de Ministros.

El borrador del Reglamento de Extranjería  prevé la elaboración de un Protocolo Marco de Identificación y Protección de Víctimas de Trata que tendrá que ser impulsado por las Secretarías de Estado de Seguridad, Igualdad, Emigración a Inmigración y Justicia para establecer las adecuadas bases de coordinación y actuación entre instituciones y administraciones con competencias en esta materia.  Las organizaciones integradas en la Red Española contra la Trata hemos pedido que la Administración facilite nuestra participación en la elaboración de este Protocolo y que esté listo en un plazo de seis meses.

Os recomendamos la lectura del artículo de Amecopress que recoge esta situación y algunas declaraciones de la entrevista mantenida con Marta González, coordinadora del Proyecto ESPERANZA al respecto. Entre otras cosas: citamos algunas ideas destacadas:

“Nos preocupa especialmente que el nuevo Reglamento, en su artículo 137, hace alusión a otro elemento, un Protocolo Marco de Protección a las Víctimas de Trata, es decir, sigue sin regular todos los detalles”, explica Marta, “por eso hemos insistido en un plazo de máximo 6 meses desde la probación del Reglamento para que este Protocolo esté listo, y evidentemente, que se cuente con la sociedad civil y asociaciones especializadas para su elaboración”.

La aprobación del nuevo Reglamento, es “fundamental” para las víctimas de trata. Hay muchos detalles y medidas de protección contempladas en el Plan contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual que aún no pueden aplicarse ante la ausencia de una normativa que lo respalde. Esa era una de las razones por las que las organizaciones esperaban este reglamento. Sin embargo, la alusión a ese Protocolo Marco de protección de Víctimas de Trata vuelve a “dejar en el aire” cuestiones importantes que es necesario precisar.

En cuanto a la identificación de víctimas, señalamos:

“Entendemos que las unidades policiales deben ser especializadas en la identificación de las víctimas, porque en la práctica estamos asistiendo a un conflicto de intereses entre la protección de los derechos frente a la persecución de la inmigración irregular”, aseguran las organizaciones, que proponen que la función de identificación esté separada en dos unidades distintas frente a la de persecución de la inmigración irregular.