Avances en la coordinación para proteger a víctimas de trata

Visita oficial del Punto Focal en la Lucha contra la Trata

Primeras sentencias condenatorias por el delito de trata tipificado en el artículo 177 bis del Código Penal

  • El departamento de Identificación ha atendido durante este año 145 comunicaciones en relación con posibles casos de trata, 44 más que el año anterior.
  • El número de derivaciones por parte de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado casi se ha triplicado en 2013 pasando de 16 casos a 41.
  • La entidad, que atendió a 92 víctimas de Trata de forma integral en 2013 señala por primera vez la aparición de mujeres chinas en su perfil según nacionalidades.
  • Las denuncias han aumentado llegando a 25, al igual que las testigos protegidos.
  • Se ha incrementado el número de mujeres identificadas con necesidades específicas añadidas a su situación de víctima de trata: gestantes, mujeres con hijos/as a cargo, mujeres con problemas de salud como VIH, patologías mentales, etc.
  • Se destaca el logro en 2013 de conseguir la reagrupación familiar excepcional y preferente de una mujer víctima de la trata y testigo protegido por su colaboración con las autoridades y su hijo menor, el cual estaba siendo objeto de amenazas en su país de origen, Nigeria
  • La protección de los DD.HH de las víctimas de Trata es un compromiso y una obligación del Estado y no debe ser opcional, ni estar ligada a la coyuntura económica.

Madrid, 17 de junio de 2014. El Proyecto ESPERANZA, que trabaja desde el año 1999 ofreciendo un apoyo integral a la mujer víctima de Trata ha hecho pública su memoria de actividades y ha aprovechado la ocasión para dar a conocer sus principales logros y retos pendientes.

Visita el Proyecto ESPERANZA el recién nombrado Punto Focal en la lucha contra la Trata

Ayer, el recién nombrado Punto Focal en la Lucha contra la Trata,Enrique López, del Centro de Inteligencia Contra el Crimen Organizado, visitó el Proyecto Esperanza, organización especializada en la atención integral a mujeres víctimas de la Trata, para conocer de primera mano su trabajo y la realidad que viven las víctimas de este grave delito. En la reunión con Ana Almarza, Directora; Marta González –Coordinadora y Eva Sancha –Responsable del Departamento Jurídico la entidad aprovechó para compartir con él los  datos, resultados y aprendizajes del trabajo reflejado en la Memoria de 2013, así como para profundizar en  la colaboración que desde la misma se tiene con las Fuerzas de Seguridad para la identificación, protección y atención a las víctimas.

González añade: “Entre otros temas, hemos abordado el rol que van a tener el nuevo Ponente Nacional y el Punto focal contra la Trata y hemos podido trasladar algunas de nuestras preocupaciones prioritarias, como por ejemplo: La identificación de las víctimas de trata por indicios, incorporando a las organizaciones especializadas y validando los informes de identificación que hacemos las ONG´s. También, la interrelación entre trata y asilo y la necesidad de abordar los casos de trata para explotación en otros sectores.”

Perfil de la mujer en el área Intervención directa

En el año 2013, hemos atendido a un total de 92 mujeres, de las cuales 54 corresponden a los nuevos casos identificados dados de alta en el Proyecto, y 38 casos que provienen de años anteriores. El 59% de ellas fueron acogidas en los recursos residenciales, y 41% solicitaron apoyo específico de forma ambulatoria. Los recursos residenciales han tenido un porcentaje de ocupación del 51,8%.

En cuanto a la procedencia de las mujeres, continúa siendo mayoría, con un 55%, las mujeres de origen subsahariano (destacando Nigeria con un 43%), mientras que el resto corresponde a mujeres originarias de América Latina (18%), de Europa del Este (16%) y de Asia (11%).

Durante el año 2013 Se ha potenciado el trabajo desde la perspectiva de seguridad de las mujeres. Abordamos temas como mantenimiento del anonimato, medidas de auto-protección y el uso de las redes sociales. Para ello, se ha diseñado un Protocolo de Seguridad, se ha trabajado la intervención de forma individual y se han desarrollado talleres grupales.

Estrecha colaboración entre la ONG y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado

El departamento de Identificación ha atendido durante este año 145 comunicaciones en relación con posibles casos de trata, 44 más que el año anterior. En 96 de estos casos, las mujeres fueron identificadas como presuntas víctimas de este delito, basándonos en la definición del Convenio del Consejo de Europa de Lucha contra la Trata. Se aprecia un aumento de 20 casos frente a los 77 casos identificados en el año anterior.

De los casos de trata identificados, 57 fueron derivados al Proyecto ESPERANZA por parte de entidades públicas, en concreto, 41 de ellos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Este es uno los datos más destacados de este año, ya que en comparación con los datos del año 2012, en el que recibimos 16 derivaciones por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado el dato prácticamente se ha triplicado.

Marta González, Coordinadora del Proyecto ESPERANZA añade “Valoramos este aumento de forma muy positiva, ya que consideramos que es el fruto y resultado directo, entre otros factores, del acuerdo de colaboración entre nuestro Proyecto y los grupos de investigación del delito de trata de la UCRIF del Cuerpo Nacional de Policía en la Comunidad de Madrid lo que ha permitido un aumento del número de mujeres con las que hemos podido contactar para ofrecerles información, apoyo y una salida a su situación de explotación”.

Como resultado de dicho acuerdo de colaboración, desde los grupos de investigación especializados, se contacta proactivamente, en cuanto existen indicios de estar ante un posible caso de trata de una mujer, al Proyecto ESPERANZA como entidad especializada, para facilitar el contacto directo e inmediato con la potencial víctima, con el objetivo de poder ofrecerle información, orientación, apoyo y asesoría desde un primer momento.

González añade: “Destacamos asimismo que, a lo largo del año, han tenido lugar tres experiencias piloto de colaboración en la Comunidad de Madrid con las Fuerzas de Seguridad (Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil). Esta colaboración ha servido para incluir nuestra asistencia inmediata a potenciales víctimas de trata en tres actuaciones llevadas a cabo contra presuntas redes de trata. Dicha colaboración ha permitido ofrecer información y asistencia a las mujeres de forma inmediata, en momentos especialmente delicados para ellas”.

Entre las dificultades, señalamos la especial complejidad que tiene la identificación de los casos de trata en frontera y en los Centros de Internamiento de Extranjeros. Observamos con preocupación que, en ocasiones, en estos contextos, más que identificar a las mujeres potenciales víctimas aplicando el criterio de “indicios” o “motivos razonables” se pretende desde el primer momento tener la certeza de la existencia del delito, exigiendo de las mujeres víctimas que aporten información objetiva y detallada sobre el delito y sus autores, lo cual contraviene la normativa internacional aplicable y la perspectiva de derechos humanos.

Logros  a nivel Jurídico

El trabajo de equipo del departamento jurídico comienza con la acreditación de la identidad de las mujeres, fundamental para sacarlas de la invisibilidad y que puedan acceder a derechos básicos como el empadronamiento, el acceso a salud, o la petición formal de una Autorización de Residencia y Trabajo.

En este terreno, la ONG ha emprendido un trabajo con el consulado China, como nueva nacionalidad dentro del Proyecto, y se continúan lanzando puentes con el Consulado de Nigeria, a día de hoy sigue siendo el mayor demandante de pasaportes.

En lo que se refiere al periodo de Restablecimiento y Reflexión*, sigue sometido a distintas interpretaciones, que en algunos casos no responden al objetivo que se pretendía. González añade: “Con frecuencia, se sigue priorizando que las mujeres declaren en los primeros momentos más que ofrecer el periodo para lo que está concebido: restablecimiento y reflexión. Además, hay que destacar que la concesión del periodo de Restablecimiento se sustenta en la detección de indicios y no de certezas, con enfoque de protección a la víctima, sin perjuicio de la persecución del delito,por lo que se debe seguir un criterio de acceso y disponibilidad desde los meros indicios y no como contrapartida o último recurso”.

  • Con relación a la protección internacional de víctimas de trata de seres humanos en España, en el mes de agosto de 2013, se produjo un hito importante, al conceder España, por primera vez, el estatuto de asilo a una mujer víctima de trata de seres humanos procedente de Nigeria y a su hija. Esta mujer, tras ser identificada por Cruz Roja Española, fue atendida por Proyecto ESPERANZA, el caso se trabajó conjuntamente entre ambas organizaciones.
  • Otro logro importante de este año ha sido conseguir la reagrupación familiar excepcional y preferente de una mujer víctima de la trata y testigo protegido por su colaboración con las autoridades y su hijo menor, el cual estaba siendo objeto de amenazas en su país de origen, Nigeria.

El departamento ha atendido a 79 mujeres, por encima de la meta marcada y con una tendencia regular. Sigue siendo el servicio del Proyecto más demandado por las mujeres. Del total atendidas, cerca del 20% logra un estatuto administrativo regular, lo cual nos habla de la dificultad de conseguir el efectivo acceso a derechos de las mujeres a pesar de toda la arquitectura jurídica nacional e internacional, puesta a disposición de la protección de las víctimas.

Destacamos el aumento en el número de denuncias, llegando durante el año a 25, y la aplicación de la Ley de Protección de Testigos, a pesar de que la necesaria reforma de esta Ley siendo una asignatura pendiente y uno de nuestros objetivos a nivel de incidencia política.

En lo referentes a las Autorizaciones Provisionales por Circunstancias Excepcionales, el número obtenido ha sido menor que lo deseado, 14 frente a 23 previstas.

González añade: “Seguimos encontrándonos con la dificultad de concretar qué se espera de las mujeres cuando toma la decisión de colaborar y denunciar, lo que obstaculiza en algunos casos que se llegue a materializar la obtención de la Autorización Provisional. En este sentido seguimos en la obligación de hacer valer los instrumentos nacionales e internacionales, donde no se condiciona los resultados de la investigación a la concesión de la Autorización, como sí ocurre sin embargo en ocasiones en la práctica”.

Como logros destacamos los dos primeros permisos, concedidos en atención a la “situación personal de la víctima”, por la Secretaria de Estado de Inmigración e Migración.

A nivel penal, es importante señalar que se han conseguido las primeras sentencias condenatorias, por el delito de trata tipificado en el artículo 177 bis del Código Penal. Dicho artículo fue incorporado a nuestra legislación en diciembre del año 2010, y a lo largo de este año se ha culminado la instrucción y enjuiciamiento de varios casos en aplicación de este artículo.

Esto supone un avance considerable para acabar con la impunidad ante este tipo de delitos en España. Sin embargo es necesario profundizando para que la indemnización a las mujeres víctimas se pueda hacer efectiva a través de un fondo estatal cuando los condenados se declaran insolventes para hacer frente a los pagos de las mismas. Todavía hoy es una realidad muy distante de ser materializada.

Trabajando por la garantía de la salud de la mujer víctima de Trata

Dentro de la situación de dificultad generada por la reforma del acceso al sistema sanitario, que excluye a las personas inmigrantes indocumentadas, desde el Proyecto Esperanza estamos consiguiendo,  en la Comunidad de Madrid, que la menos las mujeres víctimas de trata, dadas de alta en el recurso, sí accedan a la atención sanitaria, a través de la tramitación del Documento de Asistencia Sanitaria en Situaciones Especiales (DASSE).

Por otra parte: “En los casos en que las mujeres víctimas de la trata no poseen un documento de identidad se hace aún más difícil la tramitación del acceso al sistema médico sanitario. Cuando existe una enfermedad mental grave el acompañamiento en salud a las mujeres es mucho más difícil y complicado de realizar.” añade González.

Los procesos de recuperación de la salud de las mujeres a nivel psicológico tienden a ser complejos y prolongados debido a las numerosas experiencias de violencia que se acumulan en historia de vida de muchas mujeres, unidas a  un contexto social de crisis y un sistema judicial revictimizanteque no facilitan la salida de estas situaciones.

Puedes consultar todos los datos de la Memoria 2013 o su versión reducida.