Proyecto Esperanza lanza su campaña “Sin Pasaporte, Sin Identidad”

  • El Proyecto ESPERANZA Adoratrices lanza una campaña de crowdfunding: SIN pasaporte, SIN identidad para recaudar 1000€ destinados a financiar la tramitación de un nuevo pasaporte para 9  mujeres que han sido víctimas de la Trata.
  • Se acerca el verano y todo el mundo tiene lista su documentación para viajar. Sin embargo, muchas mujeres víctimas de trata con las que trabajamos no disponen ni de un pasaporte con el que acreditar su identidad.
  • Sin documento de identidad no existen oficialmente. No pueden adquirir un abono transporte, ni empadronarse, ni acceder al mínimo de servicios básicos que para todo el mundo son tan naturales.

Sin Pasaporte, Sin IdentidadMadrid, 4 de junio de 2012. Bajo el lema “SIN pasaporte, SIN identidad” el equipo del Proyecto ESPERANZA – Adoratrices quiere recaudar 1000€ para financiar  la tramitación de un nuevo pasaporte para 9 mujeres que han sido víctimas de la Trata. La campaña se dirige a voluntarios, simpatizantes y colaboradores para que realicen sus aportaciones económicas a través de la Plataforma Mi grano de Arena desde el 3 de junio hasta el 30 de julio.

Antonio Rivas, Coordinador de Formación del Proyecto ESPERANZA añade: Cuando las mujeres que han sufrido la trata no tienen medios propios ni para sufragarse la tramitación de su pasaporte quedan aún más invisibilizadas, aisladas, empobrecidas y sus posibilidades de salir adelante disminuyen.

La campaña “SIN pasaporte, SIN identidad” quiere no sólo ser una herramienta recaudadora, si no también una forma de visibilizar las enormes dificultades por las que están atravesando las mujeres a las que apoyamos desde el Proyecto ESPERANZA en el contexto de la crisis económica actual, en términos de acceder a derechos tan básicos como la tramitación de un documento de identidad.

Rivas añade: La obtención de pasaporte es un trámite que hay que realizar en cada embajada de cada país. Algunas embajadas exigen el pago de entre 100 y 150 euros por este servicio a sus propias nacionales. Es una cantidad de dinero que las mujeres no tienen. Lamentablemente estos gastos no suelen sufragarse por ningún financiador.

Este año el Proyecto ESPERANZA quiere incluir el pasaporte de las mujeres entre las gestiones para un verano más solidario. Rivas añade: Queremos compartir gastos en este viaje en el que estamos permanentemente embarcadas. Queremos lograr 9 pasaportes a la Esperanza.

La situación de recortes afianza la idea de buscar recursos y alianzas más allá de los fondos públicos. El Proyecto ESPERANZA ha tenido dos experiencias de éxito de microdonaciones. Ambas han tenido buena acogida entre los/las donantes. La primera recaudó un tercio a través de la plataforma, aunque donantes anónimos también hicieron sus aportaciones directamente hasta alcanzar casi la mitad del objetivo marcado. La segunda cumplió el objetivo de 3.000€. Rivas añade: en esta tercera ocasión hemos preferido limitar la cuantía económica y el tiempo de permanencia para donar, haciéndolo coincidir con las fechas estivales de verano. Nos mostramos optimistas con el objetivo de 1.000€.

Embajadas y Consulados, coordinación para prevenir la Trata

El Proyecto ESPERANZA trabaja en red con numerosas instituciones, tanto públicas como privadas. Entre ellas destacan las Embajadas y Consulados de los países de origen de las mujeres que son atendidas por el Proyecto.

La interlocución y la colaboración con las Embajadas y Consulados son vitales tanto en lo que se refiere a la detección de casos, como en todo lo que afecta a la documentación de aquellas mujeres que se encuentran sin pasaporte en España, muchas veces debido a que los propios tratantes se lo han retenido para mantenerlas en una situación de mayor sometimiento y vulnerabilidad.

La ONG trabaja habitualmente con los consulados, con los que se  intercambia información y se colabora en actividades de sensibilización, en estos momentos colaboramos de forma destacada con los consulados de Nigeria, Paraguay, Rumania y Brasil.

Desde el Proyecto ESPERANZA colaboramos también anualmente con la Embajada de EEUU, aportando información para el Informe Anual sobre Trata de Personas que elabora  el Departamento de Estado de EE.UU.

Marta González, Coordinadora de Proyecto ESPERANZA añade: el trabajo coordinado con embajadas y consulados es fundamental ya que pueden ser centros de derivación de mujeres y a la vez son la referencia para sus nacionales en España.