II Informe de GRETA sobre la lucha #contralatrata en España

Hoy el grupo de expertos #contralatrata del Consejo de Europa (GRETA) ha publicado el II Informe de evaluación sobre #España. Con el objetivo de divulgar este informe y hacerlo extensible hemos hecho una traducción que puedes descargar aquí. II informe GRETA #contralatrata.

En su próxima reunión, el 9 de noviembre de 2018, el Comité de las Partes en la Convención adoptará recomendaciones dirigidas al Gobierno de España, sobre la base del informe de GRETA. Una vez adoptadas, estas recomendaciones también estarán disponibles en el sitio web de GRETA.

Noticia completa original publicada en web COE inglés 20 de junio de 2018

Traducción de Proyecto ESPERANZA Adoratrices

España ha avanzado en el desarrollo del marco legislativo, institucional y de políticas contra la trata de personas. Sin embargo, se necesitan mejoras en varias áreas, en particular, se requieren más esfuerzos para enfrentar la trata con fines de explotación laboral, dice el Grupo de Expertos del Consejo de Europa sobre la Acción contra la Trata de Seres Humanos (GRETA) en un informe publicado hoy.

El informe reconoce una serie de pasos positivos, aunque señala que el enfoque se ha centrado hasta ahora en luchar contra la Trata con fines de explotación sexual. GRETA insta a las autoridades españolas a adoptar con carácter prioritario un plan de acción nacional integral que incluya medidas para combatir la trata con fines de explotación laboral, así como otras formas de trata, y priorice la identificación de las víctimas de la trata entre los solicitantes de asilo y migrantes irregulares. Para prevenir la trata con fines de explotación laboral, GRETA recomienda fortalecer las inspecciones laborales, especialmente en los sectores de trabajo agrícola y doméstico.

Las reformas de la legislación penal han ampliado la definición de trata para incluir otras formas de explotación, como el matrimonio forzado y la participación en actividades delictivas. Además, la duración mínima del período de restablecimiento y reflexión para las víctimas se ha ampliado de 30 a 90 días, y ha aumentado el número de compensaciones reconocidas por los tribunales a las víctimas de la trata. Sin embargo, GRETA recuerda sus recomendaciones para garantizar que todas las víctimas extranjeras sean sistemáticamente informadas sobre la posibilidad de beneficiarse de un período de restablecimiento y reflexión y para hacer que el plan de compensación estatal sea efectivamente accesible para las víctimas de la trata.

GRETA celebra la creación de la función de “interlocutor social” en la Policía Nacional y la Guardia Civil con el fin de reforzar la cooperación con la sociedad civil. Las autoridades españolas también se han esforzado en proporcionar capacitación a los profesionales pertinentes.

Por otro lado, GRETA expresa su preocupación por el proceso para identificar a las víctimas e insta a las autoridades españolas a garantizar que la identificación formal de las víctimas no dependa de la presencia de pruebas suficientes para el inicio de un proceso penal. También recomienda el reconocimiento formal del papel de las ONG especializadas en los procesos de identificación.

Con respecto a los menores víctimas, el informe subraya la necesidad de mejorar su identificación y la asistencia que reciben, prestando especial atención a los menores no acompañados y separados y a los menores romaníes. Las medidas recomendadas incluyen la creación de recursos de acogida suficientes para presuntos menores víctimas de la trata y la capacitación de policías, trabajadores sociales y otros actores sobre cómo identificar a los menores víctimas, incluidos los explotados para la mendicidad y las actividades delictivas.

España sigue siendo principalmente un país de destino para personas objeto de trata, aunque en cierta medida también es un país de tránsito y origen. Durante el período 2013-2016, los principales países de origen de las personas identificadas como víctimas de la trata fueron Rumania (306 víctimas), Nigeria (104), China (100), Paraguay (58) y Bulgaria (42). 50 víctimas identificadas eran nacionales españoles. La gran mayoría (84%) eran mujeres y niñas tratadas con fines de explotación sexual. GRETA, sin embargo, señala que estas cifras no reflejan la escala real de la trata de personas en España y que es probable que la explotación laboral esté infra visibilizada por la ausencia de denuncias.